Maneras inteligentes de reconsiderar tus finanzas mediante pagos digitales

Las empresas suelen ver la experiencia de pago como un punto de contacto más con el cliente, pero ahora los cambios en la tecnología han demostrado que los pagos digitales brindan un montón de oportunidades para que las empresas crezcan de manera más rápida y eficiente.

Las transacciones de pago de los consumidores han experimentado una revolución digital tan drástica que la gente ya casi no pone un pie en un banco y la mayoría de las transferencias de dinero se pueden realizar a través de aplicaciones como y plataformas en línea.

Pero no se puede decir lo mismo de los departamentos de contabilidad y finanzas de muchas empresas, donde la mayoría de las transacciones y procesos todavía se realizan a través de métodos altamente manuales basados ​​en papel.

Pagos digitales frente a cheques en papel

Los pagos en papel son una molestia tanto para las empresas como para los clientes a los que sirven. Entre una serie de desventajas, recolectar y procesar cheques en papel es una actividad extremadamente costosa para la mayoría de las empresas, ya que procesar un solo cheque cuesta entre 4€ y 20€.

Los pagos en papel no solo son costosos, sino que también se necesitan unos 15 días para que se liquide un cheque. Teniendo en cuenta el correo flotante y cualquier error o demora, puede pasar fácilmente un mes esperando el pago, lo que impacta negativamente en los días de ventas pendientes y perjudica el flujo de caja.

Increíbles beneficios de usar pagos electrónicos

La lista de beneficios es bastante larga, pero aquí te resumimos algunos:

  1. Pago instantáneo. Los pagos electrónicos son mucho más rápidos que los métodos tradicionales de pago, como efectivo o cheques. En el caso de los pagos en línea, no tienes ninguna restricción de tiempo o ubicación. Puedes realizar pagos fácilmente en cualquier momento desde cualquier lugar del mundo. Los sistemas de pago electrónico han eliminado la necesidad de acudir a los bancos para realizar los pagos. Ahora tus clientes no tienen que perder el tiempo haciendo largas filas. Pueden pagarte fácilmente mediante una aplicación de pago electrónico.
  1. Mayor seguridad de pago. A pesar de sus características robustas, los sistemas de pagos electrónicos no se han vuelto tan populares entre los comerciantes. Todavía utilizan los mismos métodos antiguos para aceptar pagos. Debido a lo cual, están perdiendo la oportunidad de atender a más clientes.
  1. Mayor comodidad para el cliente. Los pagos electrónicos pueden ayudar a brindar una experiencia de pago conveniente a tus clientes. Permite a tu cliente comprar productos a crédito ofreciéndolos con la función de pago posterior. En lugar de enviar recordatorios constantes de pago a tus clientes, puedes cobrar automáticamente después de un período específico.
  1. Ahorra costos de procesamiento. Si deseas proporcionar servicios de pago a tus clientes, primero debes contratar un procesador de tarjetas. El procesador te proporcionará una pasarela de pago para el procesamiento y, a cambio, te cobrará un costo fijo. Este costo es muy alto. Sin embargo, si estás utilizando un sistema de pago electrónico en tu negocio, no tienes que incurrir en cargos tan elevados. Solo tienes que pagar una suscripción fija a tu proveedor de servicios.